lunes, 4 de agosto de 2014

Entrevista | Federico Ivanier



Federico Ivanier es un autor uruguayo, nacido el 4 de noviembre de 1972 que tiene en su haber más de 10 novelas infanto- juveniles. Además de escribir, Federico es sociólogo y docente de inglés, fue columnista de El Espectador y dio clases de guión.

Como escritor:

¿Cuántos libros has escrito y cómo se titulan?
Hasta ahora he publicado bastante: Martina Valiente (I, II y III), Lo que aprendí acerca de novias y fútbol, Más acerca de novias y fútbol, El colegio de los chicos perfectos, La increíble aventura de Gonzalo y la Vaca Feroz, Los viajes del Capitán Tortilla, Música de Vampyros (acá la reseña), Nico Loppez, Alas en los pies, Maruja Antibrujas, El jardín siniestro (originalmente “Bonsai”), El bosque, El secuestro de Lucía Star y La culpa es mía (biografía inconclusa de Tabaré Rivero).  
¿Cuál es tu inspiración a la hora de escribir?

Cualquier cosa puede funcionar como disparador. El problema no es tanto ese, sino que esa idea, que por ahí empiezo y de la cual escribo unas cuantas páginas, efectivamente termine llevándome a un libro terminado. 

¿Estás escribiendo algún libro en el momento? ¿De qué se trata?

Estoy, como siempre, trabajando paralelamente en un par de proyectos, generalmente corrigiendo uno y escribiendo otro. No me gusta mucho decir de qué son hasta que efectivamente se publican. También, estoy tratando de terminar un guión para un comic.  

¿Qué género prefieres a la hora de escribir?

Cualquier género me gusta, el tema es encontrar un punto de vista que me convenza, algo original para decir desde ese género. Me gusta arrancar en un género y mezclarlo con otro o retorcerlo, a ver qué pasa. 

¿Hay algún rasgo de tú personalidad plasmado en alguno de tus personajes? ¿En cuál?

Creo que, por regla general, todos los personajes son parte del autor. Al menos, en mi caso, es así. Todos los personajes que invento, sean detestables o queribles, forman parte de quien soy yo. Eso no quiere decir que sean exactamente yo mismo, tampoco así, pero sí arrancan en algo que tiene que ver conmigo, que luego se mezcla con algo que veo en alguien más y que finalmente toma forma independiente y propia. 

¿Cuál es tu sitio favorito para escribir?

No tengo un sitio particular en el que me guste escribir. El trabajo de escribir se puede hacer en cualquier lado y lo importante es hacerlo sin quejarse. Por otra parte, si estás de veras concentrado, el lugar es algo muy secundario. Lo que sí puedo decir es que cuando me he ido cerca de la rambla, a escribir desde el auto (donde puedo ver el mar) mi nivel de concentración siempre fue muy alto y esas jornadas han sabido ser muy fructíferas. 

Como lector:

¿Qué lectura te ha marcado?

Siempre que puedo entender cómo es que un autor se las ingenia para sacar algo adelante, algo que, a primera vista, me parece difícil o desafiante, capta mi interés y me hace pensar. Eso es lo más importante, más allá de propiamente disfrutar de lo que leo. El tema es que resulta imposible (al menos me resulta imposible a mí) leer sin pensar en mi propia escritura. Me interesan los caminos de otros escritores porque naturalmente me interesa la literatura y la ficción en general, pero también porque son senderos que me hacen meditar acerca de mis senderos, acerca de cómo abrirme paso en la jungla, digamos. Miro los machetes que usan, miro cómo se orientan, miro las provisiones que llevan, miro qué tipo de camino se plantean. Trato de entender su lógica y de ver si funcionaría conmigo.

Ahora bien, si tengo que plantearme literatura que me haya “marcado”, ahí ya me cuesta más. No sé bien qué libros o autores han dejado una marca imborrable en mí. Como sea, supongo que estarán más vinculados a mis primeras lecturas, de mi niñez, como Emilio Salgari, o de mi adolescencia, como Stephen King. Pero es difícil medirlo. Sé que Neil Gaiman, por ejemplo, o Robert Louis Stevenson han estado muchas veces en mi cabeza cuando escribo, aunque no sé bien por qué. 

¿Autor preferido?

No, ninguno en particular. Muchos que admiro, eso sí. Mario Vargas Llosa, Neil Gaiman, Cormac McCarthy, qué sé yo. Pero ninguno de ellos es imbatible, creo que todos tienen libros que igual no me convencen. Es natural, por otra parte. Nadie podría tener una carrera repleta de libros excelentes. Todos somos irregulares. 

Pequeño juego: 7 pecados capitales de la lectura:

Avaricia: ¿Cuál es tu libro más caro? ¿Y el más barato?

Fa, ni idea. Supongo que lo más caro que puedo llegar a comprarme es un comic. No tengo una cantidad gigantesca, pero de los que tengo me gusta tener la colección completa. 

Gula: ¿Cuál es el libro que has releído una y otra vez?

Tengo tanta cosa para leer pendiente que no me doy muchas oportunidades de releer libros. Supongo que si tuviera que elegir un par que repaso seguido sería: The Writer’s Journey, de Christopher Vogler y Bird by bird, de Anne Lamott. Son libros acerca de escribir.  

Ira: ¿Con qué autor tienes una relación amor-odio?

Uf, qué buena pregunta. Siempre estoy mucho más cerca del amor que del odio, es difícil que odie a un escritor. Si no me gusta lo que hace, ni lo leo y punto, pero digamos que sobre A.M. Homes no sé bien qué pensar. 

Envidia: ¿Qué libro te gustaría que te regalaran?

Nah, soy de aceptar cualquier libro con felicidad, salvo honradísimas excepciones. Más bien hay libros que me dan envidia porque me gustaría haberlos escrito yo. Vargas Llosa y Neil Gaiman son dos buenos ejemplos de este tipo de autores que considero con libros “envidiables”. 

Lujuria: ¿Cuáles son las características que te atraen en los personajes masculinos y femeninos?

Supongo que lo que más me atrae, en la ficción, es la capacidad de crueldad que tienen los personajes. O la capacidad de autodescubrirse, su necesidad de entender quiénes son, de generarse un punto de vista propio. Eso y su sentido del humor. Dudo que ninguna de estas cualidades se adscribe mucho a alguien de acuerdo a su sexo, por eso no me significa mucho que un personaje sea hombre o mujer.  

Pereza: ¿Qué libro no has terminado de leer por flojera?

Vivo dejando de leer libros. En realidad, empiezo muchos y no termino tantos. Si me aburren o me cansan, no le veo mucho sentido a seguir. Es como que la gente no siempre entiende que porque arrancaste un libro no es que estás obligado a terminarlo. Podés hacer como se te antoje. Y no es flojera, es nada más que el libro no te atrajo lo suficiente o no era lo que estabas buscando en ese momento. 
Orgullo: ¿De qué libro hablas para sonar intelectual?

Ja, odio sonar intelectual, a pesar de que sé que en muchos momentos termino sonando así. Pero no lo hago mencionando un libro en particular. Al menos, eso creo.   


Acá termina la entrevista, cabe mencionar el éxito que tienen todas sus publicaciones, que se refleja en las ventas y ediciones que han tenido y en los premios recibidos como Bartolomé Hidalgo, Joven Sobresaliente categoría Talentos Literarios y Premio Nacional de Literatura del MEC entre otros. 

4 comentarios:

  1. Hola!!
    Genial entrevista, me gusto el juego de los 7 pecados, sino te molesta me gustaría hacerlo también en mi blog, por supuesto citando que lo saque de tu blog!!
    De Federico leí El Bosque y me gusto mucho, en cuanto pueda quisiera compradme el de Música de Vampiros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Judith, Música de Vampyros es genial, ya tengo la reseña por si queres leerla.
    La parte de los 7 pecados es re divertida, no me molesta para nada que lo hagas, de hecho no fui quién lo creó, pero no sabría decirte quién fue.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Que cosa que me encanta Ivanier che; es uno de los grandes autores que tenemos creo yo. Por lo menos de literatura juvenil

    ResponderEliminar

Leo y respondo todos los comentarios. Así que no dudes en dejarme el tuyo, pero por favor no pongas enlaces, al señor Google no le gustan.