viernes, 25 de noviembre de 2016

Reseña: Un verano en el campo - Heike Wanner

Heike-Wanner
Título: Un verano en el campo
Título original: Weibersommer
Autora: Heike Wanner
Saga: -
Editorial: Maeva (Uruguay distribuye Océano)
Traductora: Lidia Álvarez Grifoll
Número de páginas: 287
ISBN: 9788415893318
Precio: $555
Edición: Tapa blanda con solapas
Sinopsis: Desde que eran niñas, las tres primas Lisa-Marie, Lou y Anne se reúnen una vez al mes por insistencia de sus madres para merendar café y tartas caseras. No podrían ser más distintas. Lou es una exitosa decoradora de interiores a quien le horrorizan los problemas familiares de su hermana Anne, madre de tres hijos que vive en permanente estrés; y las dos opinan que su idealista prima Lisa-Marie, dueña de una pequeña librería, es demasiado exigente a la hora de buscar al hombre de su vida.
La noticia de la muerte de su tío Horst las obligará a dejar de lado sus ocupaciones para pasar una temporada en el campo, ya que han heredado la granja familiar. Ninguna de las tres sabe cómo dar de comer a las gallinas ni ordeñar una vaca. Pero con un poco de buena voluntad, alguna que otra pelea y la inestimable ayuda de sor Bonaventura, amiga de su tío, las tres mujeres van superando los retos que implica la vida en el campo. Durante los pocos momentos que tienen para descansar, descubrirán la insólita historia de amor de su tío, que lo cambiará todo y a todas.

Encuentra a la autora en: Twitter 

SIN SPOILERS

Un verano en el campo de Heike Wanner es un libro auto-conclusivo del género farm-lit.

Le pedí este libro a la editorial porque el título y la portada me llamaron muchísimo la atención, y porque además, en mi clase de literatura alemana nombramos a la autora por arriba, así que quería leer algo de ella y formarme una opinión. Mi sorpresa fue cuando la vi en el catálogo de Océano y no dudé en pedírselo. 

El libro sigue la historia de tres primas: Lisa-Marie, Anne y Lou. Desde que eran pequeñas se reúnen con sus madres una vez al mes para ponerse al día y merendar café y tartas caseras. Aunque Anne y Lou son hermanas, son muy diferentes entre ellas. Anne está casada con un médico muy prestigioso y tiene tres hijos adolescentes. Siempre está ocupada y vive con mucho estrés por todo lo que tiene que hacer. Lou, por el otro lado, es una decoradora de interiores muy exitosa que convive con su novio y ambos están de acuerdo en que no quieren hijos. Las hermanas, sin embargo, tienen algo en común: no entienden por qué su prima Lisa-Marie –dueña de una pequeña librería- es tan exigente con los hombres.

Cuando llega la noticia de que su tío Horst ha muerto las tres deben dejar de lado sus diferencias y sus ocupaciones para pasar un tiempo en el campo, dado que heredaron la granja familiar. Las tres chicas de ciudad no tienen idea de cómo darle de comer a las gallinas o de cómo se ordeña una vaca. Unirán fuerzas para poder cumplir con todo y con un poco de ayuda de Sor Bonaventura, una amiga de su tío, superarán los retos que implica vivir en el campo.
A lo largo de su estadía, y en los pocos momentos que tienen para descansar, descubrirán la misteriosa historia de amor de su tío. Esa historia cambiará todo. Y a todas.

Como pueden ver, el argumento es bastante revelador. Seguimos la vida de tres protagonistas, tres primas que de buenas a primeras no tienen nada en común más que el lazo de sangre que las une. Me da gracia que siendo primas hermanas (y sus madres tan unidas –son mellizas-) ellas no se lleven muy bien. Mi prima es mi mejor amiga y más allá de ser diferentes no me imaginaría sólo reunirme con ella una vez al mes por insistencia de mi madre.

Anne es enfermera, aunque no ejerce. Dedica todo su tiempo a cuidar de sus tres hijos adolescentes y de su marido que pasa más tiempo en el trabajo que en su casa.
Lou vive en un apartamento en pleno centro junto a su pareja, redactor en un periódico. Ella es una exitosa decoradora de interiores focalizada en su trabajo.
Y Lisa-Marie que tiene una pequeña librería –que pronto puede desaparecer frente a la competencia de una cadena de librerías más grande- aún no encuentra el amor debido a sus exigencias.

Estas tres mujeres deben dejar sus obligaciones de lado para encargarse de la granja. Pronto descubrirán que a pesar de sus diferencias el amor entre ellas es más grande y que su tío guardaba una misteriosa historia que cambiará todo.

No saben lo que me gustó este libro. A simple vista es una historia sencilla de tres mujeres diferentes que por cosas de la vida se ven obligadas a pasar tiempo juntas. Pero es más que eso. Estas mujeres son tan diferentes entre sí, cada una carga con una historia distinta. Es bastante entretenido de leer algo así, tantos puntos de vista distintos.

Debo serles sincera: la misteriosa historia de amor era lo que más curiosidad me despertaba. Me imaginé toda una historia que terminó siendo totalmente lo contrario, jaja. La conocemos por medio de cartas que van encontrando las chicas –todas están en los cuarenta, pero les digo chicas, sí- cuando organizan las cosas de su tío. Las cartas terminaron sacándome un par de lágrimas. Se notaba tanto amor que realmente me conmovieron.
Pero no se piensen que la historia es triste. Me reí más de lo que lloré, porque el personaje de Lou es demasiado para este mundo. Las conversaciones que tenía con Mía, la hija de Anne me hicieron tentar, porque yo soy igual con una de mis tías.

Los personajes están tan bien construidos que me sorprendió gratamente. Las tres protagonistas están muy bien definidas. Lou es irónica y divertida, Anne es más tranquila y maternal, y Lisa-Marie es optimista e inteligente.
Los personajes secundarios me gustaron muchísimo. En especial las madres de las chicas y Mía, la hija de diecinueve años de Anne.
Los animales de la granja también son bastante especiales, me reí muchísimo con los nombres que les pusieron. 

La forma de narrar de la autora me cautivó. No es un argumento muy wow, es cierto, pero para mí funciona perfecto. Es de esas novelas con las que podés pasar un buen rato de verano leyendo en la playa o tapada con mantas y un café, como hice yo. Tiene un estilo muy marcado, y ni que hablar de los escenarios que describe. Los Alpes, nada más y nada menos.

El final me gustó muchísimo, por lo impredecible que fue. No pensé que el libro iba a terminar así y debo decir que me sorprendió y me agradó a partes iguales.
Por cierto, hablan de tantas tartas a lo largo del libro que la autora decidió escribir las recetas al final. No las recreo porque cocinar no es lo mío. 

En resumen, Un verano en el campo es una lectura ideal para un día de playa o para una tarde fría de invierno. Con personajes divertidos que nos hablan de amor, amistad y de cómo es vivir en el campo. ¡No lo dejen pasar!

Frases:

“El amor es una lotería. Unos aciertan y a otros no les toca nada.”

“Si no hablas, no discutes.”

Book-tráiler:


                                         

MUCHAS GRACIAS A LA EDITORIAL OCÉANO POR EL EJEMPLAR♥ 

4 comentarios:

  1. ¡Holaaa!
    La verdad está reseña es muy muy completa, me encanta como hablas del libro y la verdad me ha encantado todo a los detalles de los que hablas y que la historia de amor cambie la vida de las personas es algo que me encanta.
    Sin duda lo buscaré en cuanto pueda y disfrutar de esta historia que es muy prometedora.
    ¡Un beso y mil gracias por la reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola linda! Sí, adoré que el amor fuera el eje central.
      Espero lo disfrutes.
      Un beso grande.

      Eliminar
  2. ¡Hola! Me ha gustado tu blog y ya tienes una nueva seguidora ;) Me quedo por aquí y espero que puedas pasarte por mi blog y quedarte.
    Nos leemos. Kisses ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola linda, muchas gracias, claro que paso.
      Un beso :)

      Eliminar

Leo y respondo todos los comentarios. Así que no dudes en dejarme el tuyo, pero por favor no pongas enlaces, al señor Google no le gustan.