martes, 7 de febrero de 2017

Reseña: La sociedad de la Rosa - Marie Lu

Título: La sociedad de la rosa
Título original: The Rose Society
Autora: Marie Lu
Saga: Los Jóvenes de la Élite #2
Editorial: Hidra (Uruguay distribuye Origen)
Traductor: Guiomar Manso de Zúñiga
ISBN: 9788416387311
Número de páginas: 462
Precio: $630
Sinopsis: Tres bandos luchan por el poder. La Inquisición y su líder, Teren, un fanático con un poder imbatible. La sociedad de las Dagas, un grupo de poderosos jóvenes de la Élite que vuelven del exilio apoyados por un reino extranjero, Beldain. Y por último, Adelina, cuyo poder se alimenta del miedo de los demás y que vuelve con su propio ejército. Nadie saldrá ileso de este enfrentamiento. 
Libro anterior: reseña

Encuentra a la autora: Goodreads | Twitter


SIN SPOILERS

La Sociedad de la Rosa es la segunda parte de la trilogía Los Jóvenes de la Élite escrita por Marie Lu. Comienza con Los Jóvenes de la Élite, se continúa con La Sociedad de la rosa y finaliza con La estrella de medianoche, que se publicará en español próximamente. 


Tenía tantas, pero tantas ganas de leer este libro. El final del primer libro me dejó, literalmente, con la boca abierta. No es un final cliffhanger, pero sí que tiene su dosis de misterio. 
Con un personaje del cual desconocemos el destino, era necesario leer este segundo libro. ¡Y por fin lo hice!

En Los Jóvenes de la Élite nos situamos en Kenettra, una ciudad ficticia, donde hace diez años la fiebre de la sangre arrasó el mundo. Los supervivientes de esta enfermedad son admirados y temidos por una condición bastante especial: según ciertos rumores, los malfettos -como llaman a los supervivientes- desarrollaron poderes especiales.                                                        En este segundo libros nos encontramos siguiendo la vida de Adelina (y de su hermana Violetta) unos días después de la pelea que enfrentó a Teren, conocido como el Inquisidor (que quiere exterminar a todos los malfettos como él) con Enzo, El Exterminador. 
Adelina se siente traicionada por sus amigos los integrantes de La sociedad de Las Dagas, el grupo de Jóvenes de la Élite, del que formaba parte. Ahora quiere venganza, y decide sumarse a la lucha por el poder de Kenettra. Por esta razón se embarca en un viaje para conseguir su propio ejército. Ella sabe que por otras tierras lejanas hay más Jóvenes de la Élite, y ella quiere que la apoyen. Es así que vuelve a Kenettra con su propia alianza: La sociedad de la Rosa.

Es así como estos tres grupos (La sociedad de Las Dagas, La Inquisición y La sociedad de la Rosa) se enfrentan por el trono de Kenettra y el poder. ¿Quién se coronará Rey o Reina?                                 No sé, sinceramente, cómo hago para contarles qué pasa sin darles ningún spoiler. Este libro tiene tanta acción que es imposible soltarlo. Estoy casi segura que nunca había leído un libro donde la protagonista disfruta con el dolor y la maldad de los demás. Ella es mala, pero justifica sus acciones con todo el mal que le hicieron.                                                                          Reencontrarme con el personaje de Adelina me gustó. Es una protagonista muy particular, porque no es usual que el personaje principal sea el anti-héroe. Ella se alimenta de la maldad y del miedo de la gente para tener sus poderes. A veces entendía su odio y sus justificaciones, pero otras veces quería pegarle en la cara por ser tan cruel.

Los personajes secundarios siguen estando en la línea del libro anterior. Raffa me conquistó una vez más, aunque estuviera en un bando contrario a Adelina. Atisbamos un recuerdo de su infancia y leer ese capítulo partió mi corazón. 
Teren siguió dándome mucha repulsión. Él siente que fue elegido por los dioses para matar a todos los malffetos, incluido él mismo. Es un personaje bastante repulsivo y no sé como Marie Lu pudo con él mientras estaba creándolo. 
Hay nuevos personajes como Magiano o Sergio. El libro anterior nos dejó en un punto bastante interesante. Conocíamos a un personaje que tenía la capacidad de revivir a los muertos. Ella es Maeven, y en este libro toma un cariz más importante. No sé la razón por la cual me encariñé tanto con su personaje, pero realmente quiero ver cómo termina su historia.         

Me gustó muchísimo la forma tan particular en la que está narrada la historia. Tenemos diferentes puntos de vista -como Raffa, Maeven o Teren- que están narrados desde sus correspondientes perspectivas, pero los capítulos narrados por Adelina están en primera persona. Esta diferencia aporta mucho dinamismo a la historia, hay libros en los que la pluralidad de voces es necesaria. Las escenas están narradas como en una película, a medida que pasaba las páginas, los escenarios se me presentaban cada vez más claros. Lo bueno de este libro -y de la saga en sí- es que podemos imaginarnos el tiempo y el espacio en el que transcurre la historia. Sabemos el lugar físico, pero cada uno podemos imaginarlo de diferente forma. Para mí es una especie de Venecia antigua. 

El final me dejó bastante anonadada, porque no sé qué esperar en el tercer libro. Tengo que serles honesta, y ya descubrí qué pasa. Me spoileé yo solita, es de no creer. Lo único que tengo para decirles, es que de ser cierto, el tercer libro va a ser el mejor de todos. 

Por cierto, no quiero terminar la reseña sin contarles que 20th Century Fox compró los derechos para llevar la trilogía al cine. ¡No puedo esperar a ver a Adelina en la pantalla! Tengo muchísimas expectativas con la película. 

En resumen, La sociedad de la Rosa es un segundo libro que no tiene una simple línea de relleno. Es la continuación perfecta y a la altura de su antecesor. Una protagonista que disfruta ser la villana hacen de este libro algo único. ¡Tienen que leerlo!

Frases:

"¿Por qué son los hombres poderosos tan estúpidos cuando tienen una cara bonita cerca?"

"La desesperación hace aflorar la maldad de todo el mundo."

Book-tráiler:


MUCHAS GRACIAS A LA DISTRIBUIDORA ORIGEN POR MI EJEMPLAR♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Leo y respondo todos los comentarios. Así que no dudes en dejarme el tuyo, pero por favor no pongas enlaces, al señor Google no le gustan.