miércoles, 5 de abril de 2017

Reseña: Ocho lugares que me recuerdan a ti - Alberto Villarreal

Título: Ocho lugares que me recuerdan a ti
Título original: Ocho lugares que me recuerdan a ti
Autor: Alberto Villarreal
Saga: -
Editorial: Planeta
Traductor: -
ISBN: 9789504956525
Número de páginas: 200
Precio: $460
Edición: Tapa blanda con solapas
Sinopsis: Santiago no cree en el amor, piensa que está sobrevalorado. Claro, hasta que conoce a Valentina. Por ella estará dispuesto a cruzar el Atlántico con sus amigos para intentar recuperarla. Puede parecer una locura… Pero en el amor no vale perder sin haberlo intentado, porque ni Shakespeare, ni José Alfredo Jiménez pueden estar equivocados… ¿O sí?

Encuentra al autor: Youtube | Twitter


SIN SPOILERS

Ocho lugares que me recuerdan a ti es el primer libro escrito por el mexicano Alberto Villarreal, mejor conocido por las redes sociales como Abriendo Libros. Tiene un canal en Youtube donde comparte sus opiniones sobre libros y cuando tuvo su primera decepción amorosa, decidió escribir este libro.
  
Voy a serles totalmente sincera como siempre. Antes de empezar a leer el libro sabía que tenía críticas un poco dispares. Por un lado muchos lo odiaban –lo cual para mí es ilógico, porque un libro por más mal escrito que esté, o feo que sea siempre te deja algo- y muchos lo amaban. Yo no sé si es porque estoy atravesando una situación parecida a Santiago o qué, pero el libro me llegó. No es la octava maravilla del mundo ni una joya literaria, pero me gustó mucho la historia y sobre todo la cantidad de frases bonitas que tiene.

Santiago es un chico mexicano que no cree en el amor. Su pasado le impide creer en lo que para la mayoría de las personas es lo mejor del mundo. Santiago piensa que está sobrevalorado. Que el amor está diseñado para que las personas sean irracionales y no actúen con normalidad.
Pero claro, como en toda buena historia de amor, esto cambia cuando conoce a Valentina.
Ella es la chica que le demuestra que el amor no es tan malo, que tal vez enamorarse sea algo bueno. Pero también es la chica que lo deja después de dos meses. Ella decide volver a Madrid, y después de muchas dudas e incertidumbres, Santiago decide cruzar el Atlántico con sus amigos para ir a buscarla, e intentar recuperarla. ¿Es una locura? Sí, pero en el amor todo es intentar. Al menos eso dicen. 


Sí, ya sé. Es un cliché. La historia en general es un cliché andante, pero como les digo siempre, por algo los clichés son clichés. Porque funcionan. A mí una buena historia de amor me puede, sobre todo cuando el final no es el esperado, y me dejan una sensación de haber leído algo bonito.

Santiago por ciertos motivos no cree en el amor. Él está convencido que es una ilusión, que está sobrevalorado. Un día, su amigo Rubén le dice que una chica llegará a México, y que necesitará un guía. Es así como se conocen, y como él se enamora. Siéndoles totalmente honesta, este instalove -el amor que llega de golpe- no suele convencerme, aunque si tantas personas se enamoran a primera vista... ¿por qué no plasmarlo en un libro?
Bueno, la cosa sigue cuando después de compartir muchas experiencias,
caricias, momentos y lugares, Valentina se aleja. Decide marcharse nuevamente a Madrid, sin darle explicaciones a Santiago.
Él sufre mucho, porque no entiende cómo ella fue capaz de marcharse, y por eso se le ocurre ir a buscarla, junto a sus dos mejores amigos Édgar y Samanta. 
Cuando llegan allí, con ayuda de Rubén localizan a Valentina, pero Santiago aprenderá una valiosa lección. A veces, el primer amor no es el único... 

No sé bien cómo juzgar el personaje de Santiago. Por lo que estuve viendo y leyendo, está basado en el autor, en experiencias que él vivió, y es raro criticar a una persona real. Me gusta que a pesar de no creer en el amor haya logrado experimentarlo, y que en nombre de ese amor haya decidido arriesgar todo y cruzar medio mundo. Y me gustó mucho el final que tuvo, entendiendo que el amor siempre nos sorprende, y nos muestra cosas que no siempre estamos atentos a ver. Esta evolución en un libro tan corto es buena.

Mi conflicto está en los personajes secundarios, sobre todo en Édgar y Samanta, los mejores amigos de Santiago. El personaje de Édgar tiene una historia dura y real, y me hubiera encantado más profundidad y más trama. Había tanta tela para cortar ahí, y su problema se resuelve en unas pocas líneas. 
De Samanta podría decir lo mismo, porque casi no la conocemos, más allá de las frases sabias que suelta cada tanto. No entiendo porqué están tan de relleno, cuando son tan útiles y tenía tanto para decir de ellos. Con el personaje de Rubén me pasó exactamente lo mismo, aunque tampoco me molestó no conocer tanto de él. 
El personaje de Valentina no me convenció. Más allá de que Santiago no le reproche nada, ni la odie, a mí me pareció que era un poco perra, pero bueno...
Un personaje que me gustó muchísimo fue Don Esteban, el dueño de una librería muy particular. Su historia fue la que hizo que llorara un poquiiiito -un poquito, nada más-. 

La forma de escribir del autor es sencilla y directa. Tiene varios regionalismos de su país y de dónde vive, pero a mí eso no me molesta. Adoro leer diferentes palabras que refieren a la misma cosa. Creo que para ser su primer libro hizo un buen trabajo, aunque no sea literariamente lo más perfecto de todo. 
¿Qué quiero decir con esto? Que hay muchas cosas para mejorar como los diálogos o la combinación de verbos en algunas oraciones, pero la historia es tan bonita que a mí no me molestaron para nada esos pequeños detalles, y por eso le di la calificación que le dí, porque me dejó con una sonrisa de oreja a oreja, y porque una vez más, el amor siempre sale ganando. 

Muchos tenemos prejuicios -y me incluyo- sobre los libros escritos por booktubers o youtubers. Y es cierto, esas personas no son escritores, pero tampoco se necesita un máster para escribir un libro y que sea bonito. Yo he leído libros como Girl Online de Zoella que me encantó o Besos entre líneas que lo odié -sí, el único libro que he odiado en mi vida-, y por eso venía con miedo en este libro. Pero Alberto hizo que me reconciliara, y sin dudas no voy a cerrarle la puerta a futuros libros sólo por quienes sean sus autores. Dénse la oportunidad de juzgar por ustedes mismos si vale la pena o no leerlos. 

La extensión del libro es otra cosa que me hizo un poco de ruido. Tiene apenas 199 páginas. No entiendo porqué contó la historia en tan pocos capítulos. La historia y los personajes daban para mucho más, para detenerse más en detalles. 
Aunque también pienso que las frases fueron las justas. En serio, estoy pensando hacer una entrada de frases con este libro porque marqué muchísimas. Muchas de ellas me sacaron alguna lagrimilla -sí, ya les conté que estoy pasando una situación similar- así que realmente pude identificarme con el protagonista y sentir empatía por su historia.

El final me sorprendió, sinceramente no lo vi venir en ningún momento, y debo decir que me gustó mucho. A veces somos muy tontos y no vemos a quienes tenemos al lado. 

Quiero además resaltar la portada. Me parece perfecta. No sé que tengo últimamente con las portadas violetas -como Trono de cristal, ejem-, pero me pueden. Y por dentro la edición es muy bonita también. 

En resumen, Ocho lugares que me recuerdan a ti es un libro con una historia de amor bonita, porque nos enseña que el amor es amor, y que siempre está bien volver a amar. No se dejen llevar por las críticas sólo por ser un libro escrito por un booktuber y dénle una oportunidad, se van a sorprender. 

Frases:

"Soy de la idea que todos los libros cuentan una historia digna de ser leída."

"Tú, tu esencia, tu ser, tal y como existes, eres único en el mundo y vales más de lo que te imaginas."

El autor presentando el libro:


          
MUCHAS GRACIAS A LA EDITORIAL PLANETA POR EL EJEMPLAR♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Leo y respondo todos los comentarios. Así que no dudes en dejarme el tuyo, pero por favor no pongas enlaces, al señor Google no le gustan.