jueves, 7 de septiembre de 2017

Reseña | El nido - Kenneth Oppel

Título: El nido
Título original: The Nest
Autor: Kenneth Oppel
Ilustraciones: Jon Klassen
Saga: -
Editorial: Gran Travesía (Uruguay distribuye Océano)
Traductora: Mercedes Guhl
ISBN: 9788494631535
Número de páginas: 196
Precio: $480
Edición: Tapa blanda con solapas
Sinopsis: Este resumen no pretende contarte la historia de Steven, tendrás que ser tú mismo quien la averigüe. Lo que sí podemos decirte es que Steven es un chico normal, aunque todos sabemos que la normalidad siempre va acompañada de otras cosas. Y si esas cosas están relacionadas con nuestros temores más ocultos, entonces estaremos empezando a darte algunas pistas de lo que podrás encontrarte dentro de este libro. Y es que en este libro hay un nido, un nido de avispas, pero también hay promesas, sueños extraños que presagian el futuro, y un cuchillo, y un bebé en peligro, y el misterioso señor Nadie. El nido es la historia de un chico y de la lucha contra sí mismo. Un aguijón venenoso que te producirá escalofríos y no te dejará dormir. Aunque ya no seas un niño.


SIN SPOILERS

El nido es un libro autoconclusivo, considerado middle-grade, escrito por Kenneth Oppel y con ilustraciones magníficas de Jon Klassen.


Voy a ser totalmente sincera, y decirles que tuve un poco de miedo de empezar este libro. La cosa es que yo leo casi siempre de noche -de madrugada, generalmente- y cuando leí la sinopsis más las ilustraciones que hay adentro me entró un poco de miedito. Soy terrible para las historias de terror, no es un género que me guste ni que lea mucho, y mucho menos de noche. Este libro no es de terror -aunque sí tiene sus pinceladas-, lo considero más como una especie de realismo mágico, pero bueno, la cuestión es que lo leí de mañana. Quería que lo supieran, jaja. ¿Miedosa yo? Sí. 

El nido cuenta la historia de Steven, un niño muy inteligente, pero tímido e introvertido. Él tiene una hermana menor llamada Nicole y otro hermano que es un bebé. El bebé está enfermo, muy enfermo, razón por la que los padres siempre están con él, y pendientes de que no le pase nada. A lo largo del libro la enfermedad del bebé es un tema muy recurrente, y creo que es el motor de todo. Por lo que nos deja saber el autor, el chiquito tiene una enfermedad -que en ningún momento sabemos cuál es- que compromete su futuro: no es un bebé "normal". Tiene problemas en su corazón y necesita una intervención quirúrgica urgente, aunque los doctores prefieren que se estabilice antes de operarlo. Esto, como es lógico, tiene a los padres totalmente desanimados y con la atención puesta únicamente en saber cómo hacer para ayudarle, dado que los pronósticos que les dan no son favorables. 
Steven y Nicole pasan muchísimo tiempo con su niñera, una chica inteligente y que los cuida, pero claro, ella no puede suplir la imagen de sus padres. 

Un día, Steven es picado por una avispa, y al ser alérgico termina en el hospital. A partir de ese momento, una serie de sueños que eran recurrentes en él -como la de una sombra parada a los pies de su cama- se hacen más frecuentes, en especial cuando empieza a soñar con ángeles en miniatura, que le prometen que pueden curar al bebé, pero todo a cambio de algo. Estos seres en realidad son avispas con intenciones muy turbias y macabras. El Señor Nadie es otro personaje que aporta misterio a toda esta locura, pues él habla con Nicole, cuando todo el mundo parece pensar que no existe. ¿Qué está pasando en realidad?

Sí, sí, ya sé que no dije mucho, pero créanme, tienen que meterse de una en esta historia tan misteriosa e irreal. Es algo totalmente inesperado, que no te ves venir ni en un millón de años, y creo que la gracia es justamente esa: empezar a leer sabiendo lo menos posible.

Steven como protagonista me gustó mucho. Se me hizo un niño con actitudes propias de su edad, pero con una evolución marcada a lo largo del libro. Tenía algunas pinceladas de egoísmo, pero creo que es entendible que un niño sienta celos de su hermano menor, sobre todo cuando éste está enfermo, y toda la atención de los padres es dirigida a él. Lo que me llamó mucho la atención fue conocer toda la historia desde su óptica. No sólo leíamos lo que vivía, nos metíamos en su cabeza, en sus pesadillas. Fue algo raro, que me enganchó, y perturbador a partes iguales, la verdad. El resto de los personajes están bien, pero en este tipo de libros es esperable que la atención se la lleve totalmente el protagonista, aunque quiero señalar que el Señor Nadie tomó un poco de presencia de la mitad del libro hacia adelante y eso no pudo gustarme más. 

Lo que me encantó es que a pesar de contarnos una historia nos hace pensar. Yo realmente quedé largo rato con una idea en la cabeza. ¿Qué es "bueno? ¿Qué es "malo"? ¿Por qué algo es considerado bueno o malo? ¿En qué se basan? Esta serie de preguntas tocan, de alguna forma, una fibra sensible en cada lector.

De la pluma de Kenneth tengo que decir que me conquistó. Es un libro súper ágil, se lee en nada: no sólo por la poca extensión que tiene -no llega a 200 páginas-, sino que tiene algo que engancha. Como les conté más arriba, lo empecé de mañana y pasado el mediodía ya lo había terminado. A pesar de esta agilidad, noté como dos partes bien definidas en la historia. La primera mitad del libro era más introductoria, y ya la segunda fue acción total.
La mezcla de géneros funcionó de maravilla y esas pinceladas de terror, de cosas macabras y muy oscuras fueron perfectas para este libro. 

Concuerdo con una amiga que lo leyó en cuanto al final. El desenlace fue bastante rápido, pero creo que es porque todo venía hilándose de forma perfecta y de pronto... ¡bum!, el final. Pero no me quejo, si hubiera sido más terrorífico creo que no habría podido dormir. Puede parecer medio poco lo que conté, pero créanme cuando les digo que tienen que meterse de lleno en la historia y disfrutarla sin tener ideas preconcebidas.

No quiero terminar la reseña sin hablar de la edición, que sin dudas me enamoró. No sólo por las ilustraciones, que en este tipo de libros son necesarias y se agradecen, sino por la portada, por el inicio de capítulos, incluso la tipografía... creo que entendieron el punto, jaja, pero sí, amé este libro.♥

En resumen, El nido es una historia middle-grade súper entretenida con toques de fantasía, magia y un poco de oscuridad. Las ilustraciones son magníficas, y la edición es tre-men-da. Súper recomendado. 

Frases:

"La gente miente y dice que no anhela la perfección, cuando en realidad sí lo hacen"

"Una decisión normalmente requiere algo de reflexión, un cierto debate..."

Book-tráiler:



            
MUCHAS GRACIAS A LA EDITORIAL OCÉANO POR MI EJEMPLAR♥

4 comentarios:

  1. Hace mucho tiempo que vi el libro y ando con ganas de leerlo, no me animaba porque no me convencía la descricpión de la contraportada. Pero ahora que leí tu reseña me dejaste con muchas ganas. ¡Beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Stepha. A mí me llamó desde el minuto cero, y me alegra saber que valió la pena.
      Un beso

      Eliminar
  2. ¡Hola! Llegué a tu blog buscando reseñas de El Nido. Lo terminé hace poco y lo cierto es que no sabía que pensar y quería saber si alguien más tenía la sensación de que el final es pura adrenalina (y por lo que veo de tu reseña, no fui la única). Yo sí que soy masoquista y me encanta leer thriller / terror a medianoche, aún a riesgo de que se me escarapele el cuerpo (¿qué puedo decir? Digamos que la atmósfera ayuda que me asuste más :P)
    Y sí, tienes toda la razón con la edición. Es precisa, preciosa y el complemento ideal para esta historia.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! ¿Cómo estás?
      Sí, el final fue demasiado shockeante, te deja mucho tiempo pensando.
      Ains, yo no, le disparo a pasar miedo, jaja
      La edición es amor total.
      Un beso

      Eliminar

Leo y respondo todos los comentarios. Así que no dudes en dejarme el tuyo, pero por favor no pongas enlaces, al señor Google no le gustan.